December 2, 2022

East Valley Times

Complete News World

Rosario Murillo and the aesthetics of power in Nicaragua

“Vamos con todo”, fue la frase que, de acuerdo a algunos testigos, utilizó Rosario Murillola esposa del presidente de Nicaragua Daniel Ortega and vice president of the country, to authorize the violence of the paramilitary forces that in April 2018 crushed the citizen protests against the authoritarianism and corruption of the government of the Front Sandinista de Liberation Nacional (FSLN). More than two dozen people – mostly young – perished in this bath of blood. Después de la matanza, la persecución contra los críticos del gobierno shook the country: todos los presidenciales que constituían un peligro para la re-elección de los Ortega-Murillo en el 2022 fueron encarcelados; los periódicos y medios de comunicación independientes del gobierno fueron cerrados y sus owners incarcelados or forced to abandonar el país; las universidades fueron sometidas a fuertes presiones o puestas directamente bajo el control del gobierno; More than 800 non-governmental organizations have been stripped of their juristic personage, with which the fragile civil society of the country has been dismantled.

Viéndola dressed in multi-colored dresses, her hands full of rings –no less than two on each of her fingers– and her arms covered with bracelets of curative stones selected to neutralize the evils of diverse nature, resulta difícil asociar a esta mujer de figura fragil y delicata voz, con la barbarie del 2018. No obstante, los que conocen personally hablan de la imperiosa personalidad e intensa sed de poder que ha characterizedi siempre a esta poeta, ex-discípula del controvertido gurú Sathya Sai Baba, y hoy practicante de un cristianismo pagano. También recognize their lyrical sensibility and creativity, characteristics that make them see politics as an artistic activity; y la Nicaragua que ella controla, como el teatro para su debut frente al mundo. In this sense, the parallel that many analysts establish between the regime of Somoza – overthrown in 1979 by the FSLN – and that of Ortega Murillo as two dictatorships equally corrupt and criminal, obscures the principal and most dangerous facet of the current Nicaraguan regime.

Andrés Pérez Baltodano, author of note, is professor of political science at the University of Western Ontario (Canada)
Andrés Pérez Baltodano, author of note, is professor of political science at the University of Western Ontario (Canada)

Los tres Somoza que gobernaron Nicaragua durante casi medio siglo fueron los capos de una familiar dictadura sin más brillos que los de las condecoraciones con las que ellos se autoexaltaban. Rosario Murillo es una déspota armada con una vision esthetica del poder que no recogniza más límites que su imaginación y la de los resources de un país pobre como Nicaragua –favorecido con el petroleum Venezuelano. And when the imagination separates from the reality, as it happened with Murillo, the political esthete, converted now into a threat, ends up building an inferno disguised as paradise with the hope that the fantasy of a theatricality is mounted today on hundreds of corpses and prisoners. politicos, pueda triunfar sobre la realidad y crear la illusión de una Nicaragua “Socialista, Solidaria y Cristiana” –como characterizante los Ortega-Murillo su proyecto político.

See also  Research into the origins of Covid-19 has opened a "Pandora's Box".

La estética, dice el philosophe Ignacio Yarza, expresa aspectos esenciales de nuestra identidad y, particularly, de la forma en que percivimos el mundo y nuestra posición en él. La estética sandinista, de la que la vistosa vicepresidenta es la piece central –porque su esposo Daniel es una bujía apagada– proyecta la forma en que Rosario Murillo Perceive la política y el poder. Para captar esta esthetica we would have to move mentally to Nicaragua and attend the meeting room of the complex of El Carmen, where the Ortega Murillos were dispatched, and observe the tropical plants placed closely around a quadrangular table full of flowers, sweets and rosquillas. no dejan lugar para un lápiz.

In Nicaragua we would also see the emperifolladas tarimas constructed by the presidential couple for their public celebrations, surrounded by monumental images of the hero. Augusto César Sandino iluminadas con colores psicodélicos. Descubriríamos, además, la extravagante papelería oficial del gobierno –recargada de symbols, colores estrafalarios y consignas escritas con abundantes [email protected] Y, por supuesto, we can’t stop being surprised by the strange spectacle that the 140 metal trees of approximately 20 meters high installed in various points of the city of Managua. These artefacts, which supposedly protect the country from supernatural evil forces, are adorned with more than two million colorful bulbs that consume around one million dollars anuales from the budget of the second poorest country in the hemisphere.

REUTERS/Maynor Valenzuela/File Photo
REUTERS/Maynor Valenzuela/File Photo

Finally, in Nicaragua we could listen en vivo to the speech pleonástico con el que Murillo pareciera querer sculpir, a golpe de palabras y abusando de las capitals en las transcriptiones escriptions de sus mensajes, la imagen de una Nicaragua that she defines as “Bendita, Digna, Soberana, Amorosa, Siempre Libre” entregada “a la Esperanza, la Confianza, [y] la Armonía.” Una Nicaragua que “[celebra] el Amor en su Dimensión Superior, Mágica, Maravillosa, de Armonía y creación de nuevas Verdades, como las queremos, como las soñamos, como las seguimos creando”.

See also  Russia bombarded the Ukrainian port of Odessa one day after the agreement on the exportation of grains

Horror Vacui

What does “Verdades” refer to? Rosario Murillo en sus peroratas? ¿Acaso una Verdad –escrita con maúscula– puede occultar la simple y simple verdad –en minuscula– de los asesinados en el el 2018, los condenados a prisión por un sistema judicial que ella y su marido controlan y la corrupción de su familia y del círculo de lagoteros que la rodean? ¿Qué nos dice de esas “Verdades” el barroquismo esotérico y psicodélico de la vicepresidenta de Nicaragua? ¿Qué verdades oculta, o trata de ocultar, su estética barroca?

En la Europa de siglo XVII, el baroque expresó las contradicciones, insecuridades y paradojas generated por la Reforma y la Counterreforma, el “descubrimiento” y la conquista y colonización de América, la revolución initiated por Copernico en el siglo XVI y otros trascendentales acontecimientos. Como lo señala Carlos A. González Sánchez, el barroco buscó superar la precaria condición existential dominante en esa época mediate la substitution de “la realidad hostil por una pararealidad menos unpleasant y más attractive, exhibicionista y theatrical”. De ahí que la expresión Latina horror vacui – horror al vacio – que en filosofia y en sicología se utiliza para hablar del vacio existential que produce la nausea Sartreana, se también para characterización el esfuerzo de la estética barroca para dissimula la realidad mediate el relleno Decorativo del espacio visual.

File photo.  El presidente de Nucaragua, Daniel Ortega, y la vicepresidente Rosario Murillo, observan la marcha denomina "Caminamos por la paz y la vida.  Justicia" en Managua, Nicaragua, 5 de septiembre, 2018. REUTERS/Oswaldo Rivas.
File photo. The president of Nucaragua, Daniel Ortega, and the vice president Rosario Murillo, observe the march called “Caminamos por la paz y la vida. Justicia” in Managua, Nicaragua, September 5, 2018. REUTERS/Oswaldo Rivas.

In this same sense, we can talk about aesthetics Rosario Murillo como barroca y señalar que el discurso redundante de la vicepresidente y el uso aparatoso que hace de adornos, symbols y artefactos, puede verse como un esfuerzo para disimulare el bismo que separa la imagen que los Ortega Murillo tryna projectar como governantes progressives y honestos, de la palpable realidad de su cruelty, despotismo, corrupción y criminalidad. La estética barroca de Rosario Murillo también puede interpretarse como un impulso inconsciente para combatir el miedo a “la maldición del opprimido” –de la que nos habla el Islam para advertirnos que el mal que hacemos a otros, puede revertirse con creces contra nosotros mismos.

See also  Right wing wins majority in Sweden and prime minister resigns | The far-right Sweden Democrats will form a government with twenty points

Más aún, this aesthetic can also be the expression of the desire to overcome emotional tears and existential voids that have marked the life of the vice president. Just mention, as a dramatic example, the accusation of sexual abuse and violation of her daughter Zoilamérica Narváez Contra su padrastro Daniel Ortega en 1998. En su accusación, Zoilamérica pointed out that ella sufrió estos atropellos desde la edad de ten años; y que su madre, Rosario Murillosabía lo que ocurría, interpelaba a Daniel Ortega por su perversión, pero nada más.

AP
AP

La artista como amenaza

In his study of Nazi aesthetics, Frederick Spotts cita las reflexiones de Isaiah Berlin para señalar que la peligrosidad de Hitler fue greater que la de Mussolini porque Hitler fue un artista frustrado que intentaba recrear el mundo a su imagen y semejanza. In this company, says Berlín, el esteta político no repara en el dolor que causa porque está dementialmente conquente de la grandeza de su misión.

Por las obvias diferencias que separan a Nicaragua de Alemania y por la incommensurabilidad del Holocausto judío, no comparo a Rosario Murillo con Hitler. He mentions the Nazi genocide to highlight the magnitude of the danger that for Nicaragua represents the aesthetic vision of power that feeds the actions and decisions of Rosario Murillo y, more concretely, the threat of a dictator who conceives politics as an opera en la que figuran un “Daniel de América”, como ella gusta llamar a su marido; un pueblo que en su enfermiza imaginación disfruta de “paz y bien, paz y salud, paz y bienestar, paz y seguridad, paz y tranquilidad”; miles de exiliados que habiendo perdido la razón, escapan del paraíso; cientos de prisioneros politicos justamente condenados por los sumisos jueces-verdugos sandinistas para purgar sus pecados; y ella, en el centro del escenario, vociferando contra las “plagas”, “comejenes”, “hongos bacteria” “diabólicos”, e “insectos” que la adversan, mientras proclama que “el amor es más fuerte que el odio” y declama su poema: “¡Nunca he tenido nada, realente/ sólo ganas de empuñar el mundo entre las manos…!”

SEGUIR LEYENDO: